fabianÉste es mi blog personal. Soy Fabián Banga, profesor titular, director del Departamento de Lenguas Modernas en Berkeley City College.

Mis áreas de interés son las lenguas, la literatura castellana, especialmente de Latinoamérica, y todo aquello que tenga que ver con nuevas tecnologías desde lo teórico y práctico. Si bien me especializo en el área de la tecnología educativa, también estoy interesado en el contexto teórico y representación de la tecnología en las vanguardias de principio de siglo XX especialmente en su relación con lo esotérico. Otros campos que me interesan son el tema del género, el pos-colonialismo y dinámicas virtuales. Tengo un doctorado (2004) y una maestría (2000) en letras hispánicas de la Universidad de California en Berkeley.

Nací en Buenos Aires, Argentina, pero vivo en Berkeley, CA desde 1991 con mi esposa, nuestra hija y un fiel amigo y maestro cuadrúpedo llamado Max. Soy un eterno estudiante de ajedrez y artes marciales, espacialmente el Aikido. Como buen argentino me atormenta el fútbol.

Max, mi perro
Maxi

Este sitio está online desde 1996 y lo he mudado de muchos sitios; incluyendo cuentas en el legendario y ya olvidado server.berkeley.edu, ocf.berkeley.edu (ejemplo) sitios en el Instructional Technology Program (ITP itp.berkeley.edu) cuando era estudiante graduado, eter.ws a finalmente eter.org. Muchas de las páginas anteriores ya no están porque la mayoría de los links fueron quedando obsoletos y mis intereses fueron cambiando con el tiempo. Queda algún material que quiero preservar, como por ejemplo lo que he mudado de everba a eter.org/everba/ maravillosa experiencia que hicimos con Sammy y Marcelo.

En un principio la idea era compartir cosas con una audiencia que eran solamente amigos, a esos amigos se le fueron sumando compañeros de la universidad, colegas, estudiantes; lo que hizo que todo cambiara. Este espacio alojó e inclusive aloja hoy en día otros domains, revistas, diarios regionales, proyectos personales, proyectos comunales, organizaciones académicas. No son explícitos porque tienen dominios propios. Para mí los que ya no están siguen estando como calcos invisibles.

Aquí hay lo que hay y lo que el tiempo fue dejando.